Surf Trip por Vizcaya


Vizcaya y el País Vasco son sinónimos de muchas cosas, pero sobretodo de SURF. Por eso hace unos días decidimos cargar las furgos e ir a pasar unos días a las costas vizcaínas gracias a la hospitalidad de una muy buena amiga que nos dejó su casa en Berriz.
Así de espontáneo fue todo, los viajes sin planificar están muy bien… Al día siguiente de llegar decidimos ir a Deba, una playa excelente (como podéis ver en la foto) con algo de fama para el surf. 40 minutitos y estábamos allí, preparados, con los neoprenos puestos y dispuestos a darlo todo en el agua. Sin embargo, SORPRESA, ¡ni una sola ola! aquello parecía el mediterráneo. Pero oye, al mal tiempo buena cara, unas cervecitas, buena música, colegas, playa y verano ¿qué más se puede pedir?

underwood-pais-vasco-zarautz-2

Lo bueno de nuestra visita a Deba, aparte de la gastronomía y el pueblo, fue saber que hasta dentro de dos días no habrían buenas olas en toda la costa. Por lo que decidimos visitar Zarautz al día siguiente, sabíamos que si queríamos darnos un buen baño solo podríamos dárnoslo allí. Esa noche decidimos descansar un poco después de probar la cerveza y la comida de Berriz (a la mañana siguiente madrugábamos)

 

Nos tocaba madrugar, hicimos la comida, cargamos la furgo y tras algo menos de una hora (y casi 10 euros de peaje) llegamos a la playa de Zarautz. Seguía sin grandes olas, pero por lo menos pudimos quitarnos el mono y coger alguna ola. La visita a Zarautz un éxito, nos fuimos de pintxos al acabar y disfrutamos de la ciudad y de su ambiente.

underwood-pais-vasco-zarautz-3

Al día siguiente la previsión era más halagüeña que en los días anteriores. Tocaba descansar, así que a eso de las 12 nos fuimos a desayunar a Durango (3€ con café y palmera de chocolate) y pusimos rumbo a Mundaka. Cuando llegamos, para variar no había olas… Pero nuestro ánimo no decayó, hablamos con los socorridas y nos recomendaron que fuésemos a la Playa de Laga, a poco más de media hora en coche. Allí tampoco había demasiado surf que hacer, así que pasamos el resto de la mañana en la playa y el bosque cercano, con música, txakolin y con la cuerda (slack line). Es decir, haciendo tiempo hasta la tarde que llegaba la tormenta e iba a haber buenas olas. Y así fue! pudimos estar casi cinco horas dentro del agua, con olas de más de 2 metros ¡POR FIN! Después de tal jornada, esa noche no pudimos irnos de pintxos, ni txakolines, ni birras, ni nada, tocaba descansar.

underwood-surf-pais-vasco-zarautz

El viaje llegaba a su fin, nos quedaban dos días antes de volver a la ciudad. Aunque, por fortuna, la predicción nos daba dos días de buen mar por delante. Había que aprovecharlo, así que decidimos pasar los últimos dos días en Sopelana, durmiendo en la furgo y pasando la noche con los surfistas autóctonos. Como no podía ser de otra manera, ambos días fueron alucinantes, con buen surf y buena compañía.

underwood-pais-vasco-zarautz

Si podéis pasar una semanita por esta zona, os lo recomendamos (y si puede ser con vuestros colegas y haciendo surf, ¡mucho mejor!).

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.